EL JUEGO CUPIDO

Es un tipo de juego adivinatorio aparentemente inofensivo, pero que en el fondo es altamente peligroso para la salud espiritual de quien lo practica.

Consiste en hacer preguntas a un tal "cupido" las cuales son respondidas mediante el lanzamiento de dos monedas al aire, de tal forma que si caen dos caras, la respuesta a lo que se pregunta es "sí", si caen dos sellos es "no" si caen diferentes, se repite el lanzamiento.

LOS GRAVES PELIGROS DEL JUEGO CUPIDO

Para iniciar el juego los jóvenes pronuncian la frase "cupido, cupido, déjame entrar" y lanzan las monedas, supuestamente esta invocación se realiza al dios del amor en la mitología griega, sin embargo, los cristianos sabemos que solo existe un Dios y que además esta claramente establecido en la palabra de Dios que no debemos invocar ningún otro dios, ni espectro ni espíritu, ni otro ser sobrenatural (Deu 18, 9) porque Dios sabe el riesgo que corremos al hacerlo. Cuando esta frase es pronunciada, el jugador esta invocando un espíritu maligno, que generalmente hará caso a dicho llamado y el fruto de tal llamado será una grave contaminación espiritual.

Hemos podido comprobar no solo en diferentes casos atendidos de contaminación maligna por haber jugado este juego, sino en el testimonio de los jóvenes quienes expresan lo fácil que es entrar al juego, pero lo difícil que es salir de el.

Los siguientes testimonios pueden ilustrar mejor los efectos nocivos de un supuesto inocente juego.

TESTIMONIO #1 (Niños de 12 y 13 años)

TESTIMONIO #2 (El Niño descerebrado)

Menú temas controversiales

VOLVER A Página de inicio www.desdeloalto.com