PARA JÓVENES

Para jóvenes que deciden esperar: Una sexualidad con valores

A pesar de que algunos quisieran hacernos crecer lo contrario, muchos adolescentes inteligentes han decidido no tener relaciones sexuales prematrimoniales. No es fácil, pero tampoco lo es nada que vale la pena en la vida. Si quieres triunfar en tu vida, tus estudios, el trabajo, el deporte, en el dominio de un instrumento musical, debes esforzarte.

Razones para vivir la castidad

  1. Nunca tendrás que preocuparte de un embarazo y la vergüenza al tener que decírselo a tus padres. El anuncio de un embarazo es una alegría, pero dentro del matrimonio solo debe tener sexualidad con tu esposa-(o) comunión de sentimientos.
  2. Nunca tendrás que preocuparte de contar, por vía sexual, el SIDA y otras enfermedades, algunas incurables.
  3. Aprenderás a ejercer autocontrol que aumentará la fuerza de tu voluntad y te sentirás mejor acerca de ti mismo cuando no cedes a las presiones que te rodean.
  4. Darás buen ejemplo. Así estarás contribuyendo hacer un mundo mejor.
  5. Estarás protegiendo tu propia reputación. Para llegar algún día a conseguir un buen esposo o esposa necesitarás tener buena fama. Es tonto empeñar el futuro por ceder a impulsos momentáneos y presiones de los demás.
  6. Sabrás con seguridad si de verdad te quieren o sólo quieren el placer que puede proporcionar tu cuerpo.
  7. Podrás canalizar tus energías juveniles hacia actividades que contribuirán a tu desarrollo y madurez, como son: los estudios, el deporte, la música, la lectura, la pintura, el servicio a los necesitados, asociaciones juveniles, escolares o comunales, etc.
  8. Aprenderás a conocer el verdadero amor. Sabrás distinguir entre el amor verdadero y el impulso o atracción sexual. El acto sexual es algo espontáneo y breve (un encuentro de una noche). El amor necesita tiempo para crecer y durar para siempre, que es lo que todos queremos. El verdadero amor nunca es desesperado sino que sabe esperar. El amor nunca se acaba. Lo que se termina es el enamoramiento-deseo.
 

¿Cómo decir NO?

Decir NO a las relaciones sexuales prematrimoniales vale la pena

Podrías decir:

  • “Me gustas mucho, pero realmente no estoy preparado para tener relaciones sexuales”.
  • “No quiero tener relaciones sexuales hasta que me case. Prefiero esperar”.
  • “Disfruto de tu compañía pero no creo que tengo edad suficiente para tener relaciones sexuales”.
  • “No tengo por qué darte explicaciones de no querer tener relaciones sexuales. Es tan sólo mi decisión y de nadie más”.
  • “Decidí no tener relaciones sexuales, así que por favor no me presiones”.
  • “Si realmente me quieres, respeta mi decisión de esperar”.

¿Cuál sería tu respuesta?

Piénsalo bien y actúa con madurez. Guarda tu dignidad de persona... así podrás respetar la dignidad de otros.

Soy una joven responsable

  • Mis besos valen más que una fiesta o un cine.
  • Mi cuerpo es templo de Dios, no un juguete.
  • El primer “No” resultará difícil.
  • La virginidad sigue siendo una virtud, la lujuria sigue siendo pecado capital.
  • Mi manera de vestir, actuar y hablar puede ser una tentación para mi novio. Observaré la modestia por el bien de os dos.
  • Mis padres han hecho mucho por mí, me comportaré de modo que siempre se sientan orgullosos de mí.
  • Mi novio será también algún día esposos, y padre de familia, deberá ser un héroe a los ojos de su esposa e hijos. No hará nada para impedirlo cuando salgamos juntos.
  • Quiero ser esposa y madre algún día, conservaré mi pureza y mi cariño para mi esposo e hijos.
  • Si por mi debilidad llegara a quedar embarazada, no tomaré la vía fácil, no abortaré a mi hijo por nacer.

Soy un joven responsable

  • Los padres de mi novia han puesto su confianza en mí, no los defraudaré.
  • Respetaré a mi novia como espero que otros hombres respeten a mi hermana.
  • Respetaré su feminidad porque mi madre es mujer. No le pediré a mi novia que haga algo de lo que pueda luego avergonzarme si mi madre llegara a enterarse.
  • Mi novia me ha dado el honor y el placer de su compañía; no es correcto que yo espere más en pago por esta invitación.
  • Mi novia será esposa y madre algún día. Ella deberá ser ejemplo para sus hijos y el orgullo de su esposo. La ayudaré a ser tan pura y decente como quisiera que fuese mi esposa.
  • La hombría es entereza tanto de carácter como física. Perder el control de sí mismo es señal de debilidad, quiero que ella sepa que soy un hombre.
  • Dios está en todas partes, lo ve todo, lo sabe todo. Las tinieblas podrán ocultarme del público, pero no de la vista de Dios.
  • Si por mi debilidad llegara a dejar embarazada a una joven. No la presionaré a que se haga un aborto.

Recuerda

No hagas caso a las presiones de películas, novelas, música, amigos y amigas que te inducen a relaciones sexuales prematrimoniales. No te engañes. Tu vida es muy preciosa para ti, para los que te quieren y para tu patria. No te dejes engañar para no caer en embarazos fuera del matrimonio, abortos, enfermedades de transmisión sexual o la enfermedad fatal del SIDA. En toda relación sexual existe la posibilidad de un embarazo. Esta responsabilidad no es para ti ahora. Este es un tiempo para formarte y terminar tus estudios

No caigas en trampas que comprometen tu futuro. Para escoger lo que quieras para tu vida, necesitas ser LIBRE.

Tomado de un plegable de la Fundación Amor y Vida, con fuentes de información de Vida Humana Internacional


Dile SI a tu mejor NO

¿Cómo voy a decirle a Jorge que NO?

Así puedes decir NO.

Te digo NO, porque me gustas mucho y no quiero que en una entrega total te conviertas para mí en un objeto de juego.

Te digo NO , porque si de verdad tu amor fuera sincero no me pedirías algo así.

Te digo NO, porque es más romántico decirte que ahora NO, para poder decirte SI con la frente alta el día de nuestra boda.

Te digo NO, porque tu eres lo más valioso para mí y yo lo más valioso para ti o ¿NO?

Porque Yo te respeto permíteme decirte: NO

PARA MAYOR INFORMACIÓN SOBRE EL VALOR DEL AMOR VISITA:

VALOR DEL AMOR

REGRESAR A FAMILIA

VOLVER A Página de inicio www.desdeloalto.com